Filtrado de contenidos

Un filtrado poderoso y flexible para gestionar
contenidos ofensivos y no deseados en Internet

Slider

Filtrado de contenidos

El Internet ha invadido cada aspecto de nuestra vida. En Internet es donde trabajamos, aprendemos, escuchamos música, vemos vídeos, encontramos soluciones a problemas de salud y hacemos compras en tiendas online. El Internet es nuestro todo. Si es verdad que tiene muchas ventajas, en términos de comodidad y eficiencia, también es verdad que plantea riesgos.

Sabemos perfectamente que Internet tiene un lado oscuro—la dark web o red oscura, donde encontramos imágenes sórdidas, armas ilegales, identidades robadas y muchísimo más. El problema es que no hace falta ir tan a fondo para dar con contenidos inapropiados. En realidad, incluso cuando buscamos los contenidos más inofensivos corremos el riesgo de toparnos con resultados desagradables. Aquí es donde entra en juego el filtrado de contenidos.

¿Qué es el filtrado de contenidos?

El filtrado de contenidos es una forma de bloquear contenidos web inapropiados. Puede tratarse de páginas web peligrosas, desagradables o que son una fuente de distracción. La mayoría de filtros son capaces de bloquear sitios específicos o de utilizar palabras clave para bloquear todo el contenido asociado. Pongamos, por ejemplo, que quieres bloquear la pornografía: lo que harías sería utilizar palabras clave relacionadas, como «sexo» o «porno», para bloquear todos los resultados de búsqueda vinculados a estos términos.

El tipo de contenidos filtrados depende del entorno en que estamos. Los filtros de contenidos en el lugar de trabajo con frecuencia están incluidos en la infraestructura del firewall como software o hardware. En este caso, el objetivo del filtro es el de proteger a los usuarios contra las ciberamenazas, como lo son el phishing y el mawlare. Como alternativa, la empresa podría usar el filtro para bloquear las fuentes de distracción para el personal, tales como las redes sociales y los servicios de streaming.

En las escuelas, los filtros de contenidos se utilizan para proteger al alumnado y evitar las distracciones, por lo que suelen bloquearse las redes sociales, los foros, los juegos y el contenido sexual. El filtrado protege al alumnado también del ciberacoso, de los piratas informáticos y de los estafadores. Los cibercriminales a menudo atacan a las escuelas debido sus grandes bases de datos de carácter personal, que son una gran oportunidad para robar identidades. Sin embargo, si esa información cae en las manos equivocadas, las consecuencias pueden ser mucho más graves.

Granularidad del filtrado de contenidos

La granularidad se refiere a la manera en que el filtro bloquea todo lo «malo», lo que se puede conseguir bloqueando un sitio web entero (bloqueo de URL), una página específica de un sitios web (por ejemplo, una página de YouTube) o una combinación de ambos.

FlashStart ofrece una solución de filtrado avanzado de DNS para obtener un filtrado granular que bloquee tanto un sitio web entero (bloqueo de URL) como una página individual.

EL bloqueo de URL se puede aplicar de forma muy sencilla. FlashStart cuenta con 85 categorías de contenidos que pueden permitirse o denegarse con un simple clic. No hace falta ninguna dirección IP ni tampoco ningún enlace http/https.

El bloqueo de páginas es igual de fácil de configurar con FlashStart, pero está diseñado específicamente para bloquear páginas clasificadas como pornografía o bien ofensivas o inapropiadas para menores. El filtro de páginas no se puede afinar para excluir categorías menos delicadas, como las noticias. Por tanto, esta solución está optimizada idealmente para la protección de las niñas y de los niños.

¿Cómo se integra el filtrado de contenidos en tu red?

Los sistemas DNS no se implementan todos de las misma forma, sino que existen cuatro maneras principales de desplegar los filtros de contenidos por DNS:

FlashStart admite las opciones 1, 2 y 3.

Categorización de contenidos y fiabilidad

A día de hoy [febrero de 2020] existen alrededor de 1,3 mil millones de sitios web. Es una infinidad. Sin embargo, cerca del 85 % están inactivos y cientos de miles de sitios se crean o se eliminan cada mes. Un buen método de categorización es esencial para un buen filtrado de contenidos.

La categorización empieza por una inspección de los sitios web y la aplicación de un algoritmo y otros procesos de apoyo que verifican el tipo de contenido con una reducida tasa de falsos positivos.

Un tasa de falsos positivos aceptable depende de las necesidades y del presupuesto de cada uno. Una base de datos de filtrado de contenidos que usa una mezcla de descubrimiento de nuevos sitios web y nueva verificación de los existentes es un punto de partida más que satisfactorio para las necesidades de la mayoría de empresas e instituciones educativas.

Consideraciones legales

Por último, hay que reconocer que se está produciendo una evolución de las responsabilidades de los empresarios y de los administradores de red a la hora de actuar como centinelas de filtrado de contenidos. Cada país y cada región tiene sus especificidades. No obstante, al tendencia general es que hay que tomar medidas razonables para bloquear todo tipo de uso ofensivo o ilegal de Internet.